¿Qué se sabe del Covid en niños?

¿Qué ocurre con el uso obligatorio de mascarillas en niños? ¿Por qué en algunos lugares es obligatorio y en otros opcional?

Por el Dr Cristian Duré

Escrito junto a Solana Ini

Ciudad de Rosario. Aula con 30 alumnos. Una pequeña levanta la mano e intenta participar en clase. Su maestra le pregunta 2 veces que dijo hasta poder comprenderla. La niña, como todos sus compañeros, concurre a una escuela donde es obligatorio el uso de barbijo en clase. Salvo en Caba, en Argentina, el uso de máscaras faciales es obligatorio en escuelas. La infancia/ adolescencia es la etapa donde se da el mayor desarrollo físico y mental, limitar la comunicación en esta etapa, a través de la obligatoriedad del uso de máscaras faciales, es limitar el desarrollo.

La obligatoriedad del uso de mascarilla facial en niños se basa en la premisa, socialmente aceptada, que contraer la covid-19 en niños es más peligroso que contraer gripe, como la influenza. ¿Es esto realmente así? ¿Es el Covid-19 más letal en niños que la ex famosa gripe?

Que dice la bibliografía científica?

Un estudio titulado ¿El Covid-19 en niños tiene un curso más leve que la Influenza?

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/34107134/ concluye que la enfermedad de COVID-19 tiene un curso clínico y de laboratorio más leve que la influenza en niños. Esta conclusión proviene de un estudio comparativo entre dos grupos de pacientes internados, un grupo padecía covid-19 y otra Influenza.

El estudio declara que “Los pacientes con influenza tuvieron una duración significativamente mayor de la hospitalización, tasas más altas de cuidados intensivos y necesidad de soporte ventilatorio, y una tasa de mortalidad más alta en comparación con el grupo de COVID-19 (prueba de chi-cuadrado) (Tabla 1) (P < 0,01). Cuando comparamos los 2 grupos en términos de tratamiento; Las tasas de uso de oseltamivir, esteroides y oxígeno fueron significativamente más altas en los pacientes con influenza (P < 0,01). Sin embargo, según el análisis de Kaplan‐Meier, no se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos en cuanto a la duración de la hospitalización y la tasa de supervivencia (Figura 1). La mediana del tiempo de seguimiento fue de 3 días (rango: 1 a 28 días).”

“Los niños representan entre el 1 % y el 3 % de los casos diagnosticados de COVID-19 y tienen una enfermedad menos grave y un mejor pronóstico que los adultos, y las muertes son extremadamente raras y afecta principalmente a adolescentes y a aquellos con comorbilidades subyacentes significativas.1 Los primeros estudios epidemiológicos sugieren que los niños no contribuyen mucho a la propagación del SARS-CoV-2 y que los niños más pequeños pueden tener menos probabilidades de infectarse o transmitir el virus en comparación con los niños mayores o adultos.2 La mayoría de los niños con infección por SARS-CoV-2 son asintomáticos o desarrollan síntomas respiratorios leves e inespecíficos.”

Fuente https://adc.bmj.com/content/106/12/1147

“Las bajas tasas de enfermedad grave y muerte asociadas con la infección por SARS-CoV-2 en niños y jóvenes sugerirían que no se les debe dar prioridad para la vacunación durante el despliegue temprano de la vacuna. Hasta ahora, los ensayos de vacunas contra el SARS-CoV-2 se han centrado correctamente en adultos, y los datos de seguridad actualmente están restringidos a adultos en ensayos de vacunas, con datos limitados en niños. Además, se necesitará una vigilancia posterior a la implementación a gran escala después de la inmunización masiva para evaluar el riesgo de eventos raros, incluidas las afecciones inmunomediadas, como la mejora dependiente de anticuerpos y PIMS-TS en individuos vacunados.”

Según el informe OXFORD ACADEMIC que analiza tres escenarios distintos: tres niños infectados con COVID-10 POSITIVO; ubicados en tres edades escolares distintas, preescolar, primaria y secundaria, se muestra como más de 80 estudiantes, compañeros de los positivos, tuvieron contacto con ellos y padecieron de síntomas aislados pero compatibles con los de SARS- COV-2. Cada uno de ellos, dio negativo ante la prueba de COVID-19.

“La vigilancia integral y la detección de contactos de estudiantes sintomáticos después de la exposición a un caso de estudiante índice de COVID-19 hasta el primer día del inicio de los síntomas en una escuela secundaria y un entorno preescolar no encontraron evidencia de transmisión de la enfermedad. Además, la evaluación de niños sintomáticos y asintomáticos que estuvieron expuestos a un grupo importante de miembros adultos del personal de COVID-19 en un entorno preescolar separado tampoco detectó ninguna infección por SARS-CoV-2.” Se expone en el informe.

Los datos sugieren que los niños no son los principales impulsores de la transmisión SARS- CoV-2 en las escuelas. Incluso, el artículo explica que hay enfermedades y virus respiratorios mucho más contagiosos que el COVID-19, como la influenza.

A pesar de todos estos conocimientos sobre el bajo riesgo que corren los niños, se continúa actuando como si estuvieran en grave peligro.

Es imprescindible  levantar el uso obligatorio del barbijo en los colegios, además de evitar los aislamientos completos manteniendo solo aislados a los niños positivos por precaución.

Estas acciones deben tomarse para evitar daños innecesarios en un futuro.

0 comentarios

Enviar un comentario

¡Únete a mi lista de correo y recibe contenido exclusivo de mi sitio web!

¡Te has suscrito satisfactoriamente!

Share This